viernes, 29 de junio de 2007

Ejemplos de totalitarismo en la historia


















¿Qué es una dictadura?


Es un gobierno que invocando el interés público, ejerce su gestión sin tener en cuenta las leyes constitucionales de un país; no representa la voluntad general y no permite ninguna oposición ni control a su línea política.
Se diferencia de los regímenes totalitarios de gobierno porque la dictadura:





  • No tiene una ideología elaborada






  • No busca el apoyo de las masas.





  • No trata de cambiar la sociedad.


Se denomina gobierno de facto (de hecho) en contraposición al gobierno de iure (de derecho). En general un gobierno de facto se instituye por un golpe militar y se sostiene en tanto y cuanto las fuerzas armadas puedan defenderlo e imponerlo. No respeta los derechos de las personas ni les brinda libertad: todos deben hacer lo que se les permite y nada más. No se opone a un grupo político, étnico, económico, etc. en particular, sino que reprime automáticamente toda oposición.
Se dio numerosas veces en las décadas del ´70 y del ´80 en Latinoamérica. Un golpe de Estado es una violación y vulneración de la legalidad institucional vigente en un Estado por parte de un grupo de personas que pretenden, mediante la fuerza, sustituir o derrocar el régimen existente, sustituyéndole por otro propicio y generalmente configurado por las propias fuerzas golpistas.










Este ataque contra la soberanía implica que la mayoría de los golpes de Estado supongan la retención de los organismos depositarios de aquélla (cámaras parlamentarias, gobierno) o de sus miembros.






Los participantes suelen tener control sobre elementos estratégicos de las fuerzas armadas y de la policía y, para asegurar el triunfo de su acción, intentan hacerse con el de los medios de comunicación. Durante muchos años el golpe de Estado ha sido un instrumento habitual para el derrocamiento de gobiernos en el Tercer Mundo. La pobreza, la insuficiente madurez política, económica y social así como una larga tradición de liderazgo militar, han hecho que muchos países sean especialmente propensos a derrocar a los gobiernos de este modo.






Es una realidad que ha ido espaciándose en el tiempo tras la virulenta década de los años setenta, cuya máxima fue el derrocamiento de Salvador Allende en Chile en 1973. Acto al que siguieron Uruguay, Bolivia, El Salvador, Argentina, uniéndose a los golpes de décadas anteriores de Haití, Brasil y Paraguay.





El retorno de los gobiernos civiles en los años ochenta pareció dar respiro a esta constante. Además el fin de la guerra fría era una circunstancia nueva que desanimaba intentonas golpistas, la justificación anticomunista ya no podía ser argumentada. Hoy sólo el caso de Venezuela rompe la dinámica. Pero ya vemos el resultado. La sociedad venezolana salió en defensa de su gobierno legítimo y a escala internacional no hubo espacio para avalar esta acción de sedición y ruptura del orden democrático. Tiene raíces profundas y ello no debe desconocerse.






¿Gobiernos inestables? La estabilidad depende del grado de legitimidad de los gobiernos en sus actos y en su compromiso adquirido electoralmente. La falta de democracia provoca miedo. Se teme practicar la diferencia y expresar la crítica. Los resultados son contraproducentes. Una sociedad que se fundamenta en el miedo no puede ser democrática. Además, el miedo es seguido de una acción social conformista donde deliberadamente se opta por la cobardía como comportamiento social inhibitorio de la conciencia y la voluntad democrática. Los espacios de democracia se reducen en beneficio de un poder cada vez más totalitario y represivo.









Algunos de los Golpes de Estado en América Latina han sido:







1) BOLIVIA. Acumuló 189 golpes militares en su historia. En 1971 fue derrocado el general progresista Juan José Torres por un cruento golpe de Estado encabezado por el general Hugo Banzer Suárez, ex alumno del Colegio Militar argentino. Se sucedieron varios gobiernos militares y algunos civiles hasta que en 1980, para impedir la asunción de Hernán Siles Suazo, el general García Meza comandó el más cruento golpe de la historia boliviana, con apoyo de asesores militares argentinos. Fueron asesinadas 1.500 personas. Recién en 1982 Bolivia recuperaría la normalidad constitucional.















2) CHILE. El 11 de septiembre de 1973 fue derrocado Salvador Allende, con apoyo norteamericano al golpe desde el mismo día de la asunción presidencial.













3) URUGUAY. El 27 de junio de 1973 un golpe cívico militar tomó el gobierno y disolvió el congreso. En 1976 las fuerzas armadas tomaron el poder total hasta 1985.











4) PARAGUAY. Estuvo bajo poder dictatorial encubierto desde 1954 y bajo el general Alfredo Stroessner tuvieron refugio en ese país toda clase de nazis y dictadores perseguidos. Su fanática persecución de "comunistas" y opositores mereció la calificación de "democracia viable" por los EEUU.












2 comentarios:

Alexis dijo...

Es chanta la pagina


buuuu

fomeeeeeeeeeeeee

hablen de otra cosa po no esto

leila dijo...

uuuh pobre guachoo
tenes menos cultura ¬¬